Pilates la nueva tendencia para embarazadas

El cuerpo de la mujer durante el embarazo está en constante cambio, por eso es importante que ellas se sientan cómodas con su cuerpo y cada uno de los procesos o transformaciones que trae el embarazo. Con pilates para embarazadas todos estos cambios se pueden recibir de una forma diferente y hacer una fácil adaptación al cuerpo de las futuras madres.

Los pilates son considerados un ejercicio multifuncional pues éste satisface muchas necesidades de cuerpo en las mujeres y mucho más en las embarazadas pues ellas no son la excepción. Realizar pilates en este estado ayuda a fortalecer la pelvis, aumenta la fuerza y la flexibilidad necesaria para el parto.

El embarazo trae consigo no solo la llegada de una nueva vida sino unas consecuencias para el cuerpo como lo es el dolor de espalda y los constantes cambios hormonales, con la clase de pilates para embarazadas todos estos síntomas se ven disminuidos.

pilates para embarazadas

Tendencia con beneficios

Los pilates en la etapa del embarazo se han convertido en una tendencia por la ayuda que genera a las mujeres a la hora de la respiración, la preparación para el parto y el fortalecimiento del cuerpo en su totalidad.

La clase de pilates para mujeres embarazadas no es una clase normal de pilates esta debe ser dada por un profesional especializado en el área de embarazadas dado que esta es una etapa delicada y debe ser llevada con cuidado.

Se le recomienda a las mujeres embarazadas antes de inscribirse en una clase de pilates hablar con su médico de cabecera y en algunas de las secciones ir con un acompañante ya que esto ayuda no solo a mejorar la fuerza física sino con ello psicológica.

Las clases de pilates para embarazadas varían según el cliente y sus deseos ya que se pueden encontrar desde clases individuales o clases en grupo el cual está siempre será acompañada de mujeres en su misma condición generando comodidad y confianza.

¿Desde que meses se pueden hacer los pilates?

Lo que más se recomienda para las mujeres que están embarazadas y nunca en su vida han practicado los pilates es empezar desde los 3 meses, a no ser que tenga una indicación médica de no poder realizar el ejercicio es recomendable para todas las embarazadas.

Los pilates para embarazadas pueden realizarse antes del embarazo, durante el embarazo y después del embarazo ya que esto ayuda no solo al momento del embarazo y parto si no a las secuelas que deja el parto en el cuerpo.

Lo beneficios de hacer pilates después del parto es la mejoría notable en la circulación, la recuperación de la figura, acelera la recuperación y elimina el estreñimiento e incontinencia dejada por el parto

La realización de los pilates en la etapa de la preparación del parto ayuda a aumentar la relajación, concentración, a fortalecer las paredes pélvicas, también se ha comprobado que la práctica de los pilates en esta etapa ayuda a generar más partos naturales y menos cesáreas.

La práctica de pilates para embarazadas al ser una técnica que reúne partes del yoga, la gimnasia y otras actividades físicas es un complemento armónico para la ogra cumplir con un embarazo saludable, sin riesgo y sin complicaciones.

 

 

Compartir