Naproxeno sódico dosis y usos

Las dosis del naproxeno sódico pueden variar según la edad, o la gravedad de la enfermedad en que se encuentren las personas, a pesar de que estos fármacos antiinflamatorios acaban con casi cualquier dolor, no se puede consumir de manera apresurada sin la respectiva, prescripción médica.

Para dejar más en claro las dosis que se deben emplear de naproxeno sódico, iniciaremos por definir que estas se asignan según la edad y las necesidades de cada uno de los pacientes.

Delimitar la dosis que se procederá a ingerir se debe asignar según la dolencia, malestar o enfermedad de sufras, de esta forma será mucho más sencillo administrar la dosis adecuada, sin temer que esto cause graves contraindicaciones en los pacientes, así como también se deben analizar factores de cada persona.

No obstante se puede nombrar la dosis recetada para algunas enfermedades frecuentemente acudidas.

Es bastante común encontrar en el mercado estos medicamentos que se atribuyen a dolencias generales, de tal forma que en muchos países ya no se requiere de una  prescripción médica para acceder a este analgésico, todo esto en aras de cubrir por completo las necesidades de sus pacientes.

Todas las dosis de naproxeno según algunos tratamientos generales

Como se hacía mención anteriormente es bastante común encontrar este medicamento en el mercado, para atender una serie de dolencias generales, y aunque sirve para atenderlas casi todas, su uso se atribuye principalmente a los dolores presentados en huesos y músculos.

También se ha demostrado que su empleo surte un gran efecto en calambres menstruales y dolores ocasionados por una gran cantidad de flujo menstrual, es muy común que no lo hayas notado en el mercado, pero este analgésico puedes encontrarlo combinado con otros tipos de medicamentos antiinflamatorios para hacer más variado sus efectos.

Un claro ejemplo de esta combinación de fármacos es el paracetamol, esta gran combinación de medicamentos ayudará  a combatir de una mejor manera, toda la serie de dolores musculares sin mencionar que en la articulaciones funciona como un relajante muscular.

Según algunas enfermedades se han estipulado una serie de dosis generales para la población la cual rara vez se modifica.

Para la artritis reumatoide se hace una recomendación de una dosis la cual consta de 500 miligramos a partir de su primer día de esta forma se plantearan una serie de intervalos entre una dosis y otra.

En el caso de las Migrañas se recomienda una dosis que debe llegar hasta los 800 miligramos en su ingesta inicial, a partir de este momento se empezará a reducir una a una en los días siguientes según la prescripción médica.

Es de mucha importancia que en el momento de determinar la dosis que empezarás a consumir tener pleno conocimiento de cada una de las contraindicaciones que el Naproxeno sódico tiene y dado el caso en el que estés embarazada o en época lactante no consumir este medicamento, al igual, en el caso de tener antecedentes familiares por problemas renales o hepáticos, es recomendable evitar a toda costa el consumo de este antibiótico.

 

Compartir